domingo, 28 de marzo de 2010

Como extralimitarse y salir malparada

Esta semana decidí salir a dar un paseo fuera del parque y me perdí.

Sin saber cómo, me vi caminando en una selva llena de criaturas extrañas y algún que otro bichito amable. Nada más abrir los ojos lo vi, y ya lo sabes, me lancé tras mi presa sin dudarlo. Esquivé todo tipo de obstáculos e incluso me dio tiempo a parar a descansar, sabía que lo conseguiría. En estas cacerías emocionales elegidas no tengo rival ¿ A que sí animalito? Tú lo sabes bien, ya lo has sufrido.

Efectivamente, no tardé en alcanzarlo, estaba encaramado a una liana silvestre, pero demasiado joven. Me fue sencillo zarandearla e inyectarle a la criatura mi veneno, tan suave e imperceptible. El problema es que es perecedero, sabía que serías vulnerable solo por unas horas.
Era hermoso, más que tú, mucho más. Hice de su cuerpo el mapa de mis objetos de conquista y de sus ojos el cuenco recoge la vana palabrería, siempre la misma, la de la misma estúpida incosciente buscadora de la felicidad instantánea.
Pasaron las horas y el cielo se nubló, era hora de volver a mi patria chica, para procurar que no se mojaran los ajados trapos que dejé tendidos.
Pasaron las horas y el veneno se esfumó, y querías engarzarte en la dichosa liana, rechazando los fornidos troncos de árboles que te ofrecí. Me lo insinuaste mediante un minúsculo paso hacia atrás.
Pero NINGÚN BICHITO AMABLE, por muy hermoso que sea, intenta huir de mí dejándome sola en un metro cuadrado de tierra infértil. Antes de que empezaras a irte, corrí hacia mi parque con los ojos inundados de lágrimas.
Acabo de llegar a mi jardincito. Ahora esta inconsciente con el orgullo roto busca un canario muerto entre la niebla.

2 regalitos:

Anónimo dijo...

No se de que me suena esto... en serio, lo que escribes en tu blog siempre me parece muy triste, pero lo es mucho mas cuando sientes la experiencia en vez de leerla. La entrada me encanta, perfecta.

Daniel Martinez dijo...

De los insonoros movimientos del aquel y el alla, de cada cosa que no es y que en la imaginacion siempre sera.
¿En donde estan las constelaciones de admirar,? en donde esta el silencio?, la soledad,.
Carece de sentido aveces viviendo entre tanto obsoleto, aquellos que predican la muerte, en vez de vivir un momento. Un muerto me dijo alguna vez que existia un redentor, pero mas me olio a politica y religion, Cuando desapareces te extrañas, sin darte cuenta que ahi estas, labios encendidos, miradas hacia atraz, escuchar chismes, y saborear la amarga felicidad, que como el tiempo se desvanece por maniquies inconformes, en vez de enorgulleserce, de la tierra, la vid, fuerza vital!! Aquellos montes que se ocultan detraz de nuestra racionalidad, pintan un color mas fuerte, mas inocente, mas voraz... los hijos de la tierra no deben morir......

Publicar un comentario

Lo más leído